El Islam es una religión social. Ama la vida en sociedad y llama a ella. Detesta, por el contrario, la dispersión y la hace rechazable a las gentes. Es por eso por lo que no desaprovecha una sola ocasión para que los musulmanes se conozcan, se amen y se reúnan,  sin invitarles a ello,  ni ordenárselo. El Viernes es uno de los días resplandecientes del Islam y “Es el mejor día sobre el que se levanta   el sol”. Es el día de fiesta de los musulmanes.

En este día los musulmanes se apresuran a invocar a Dios y glorificarle. Se reúnen para ello en las casas de Dios (Mezquitas) después de haberse desprendido de esta vida mundanal, para hacer esta oración que es una obligación inabrogable, para escuchar los sermones de los oradores y las enseñanzas de los hombres de la ciencia en esta gran reunión semanal.

 “¡Oh, creyentes! Cuando se convoca para la plegaria del Viernes, concurrid, pues, al recuerdo de Dios y abandonad la atijara, lo cual os será preferible: ¡Si lo supieseis!

Pero, una vez observada la oración, dispersaos, pues, por la tierra y procurad la bondad de Dios y mencionad frecuentemente a Dios para que prospereis”. (Sura 62, aleya 9 y 10 del Sagrado Corán)

El profeta Muhammad, la Paz y las Bendiciones de Dios sean con él dijo:

”Si ciertas gentes no cesan inmediatamente de ausentarse de la oración del Viernes, Dios sellará sus corazones y se contarán entre los distraídos”. (Muslim).

Este acto religioso se realiza  en árabe y español (directamente sin traducciones). Por lo tano los hermanos musulmanes de habla hispana no tienen ningún problema de entendimiento.

Comments are closed.

Programa de Radio
Colabora

* Sólo existe un Dios y Muhammad es Su profeta *