Al termino de la peregrinación a la Kabba, el sacrificio del cordero que hacen los musulmanes cada año, o la llamada fiesta Id Al Adha, se hace para rendirle homenaje a ese gran profeta que fue Abraham(P) y a su  hijo Ismael (P) un gran creyente y valiente.

Dice el sagrado Corán en la azora de La Peregrinación (Al-Hayy) [22] y en la aleya 37: ”Ni su sangre ni su carne ascienden a Allah, lo que llega a Allah es vuestra piedad“

Vemos que la carne y la sangre realmente no  es lo importante del rito del sacrificio, sino lo realmente importante es recordar que el profeta Ibrahim puso a Allah por encima del gran amor que tenía a su Ismael. Y eso es justo lo que tenemos que hacer todos nosotros recordando el sacrificio del cordero saber que un musulmán debe poner a Allah, Alabado Sea,  por encima de cualquier deseo, pasión o amor cosas o personas de esta vida.

Oh Señor, te pedimos que  protejas a los peregrinos de las tentaciones del shaitan y de otros males durante su estancia en las dos ciudades sagradas.

Oh Señor, te pedimos que aceptes el  hajj de todos los peregrinos

Oh Señor,  te pedimos una feliz vuelta de nuestros hermanos que están en el Hajj llena de espiritualidad

Oh Señor, Tú eres el perdonador y el  misericordioso. Tú eres Quien todo lo oye y todo lo sabe, Alhamdu lillahi Rabbil Alamin.

Programa de Radio
Colabora

* Sólo existe un Dios y Muhammad es Su profeta *